Un día descafeinado

De esos días que te despiertas antes de lo normal y el día empieza con un ritmo algo desafinado…Preocupada por La Isla Bonita, enciendo la TV y una explosión del volcán de Cumbre Vieja me deja impactada, estaba enfadado, parecía otro.

Despunta el amanecer y el día a día, pero me siento descafeinada y empiezo a pasar la primera hoja de este capítulo del día…en mi corazón La Palma, el volcán…y mientras hago deporte y miro las montañas de mi alrededor, no puedo sino pararme ante ellas inhalar y exhalar y en esa exhalación lágrimas de sentimientos por la destrucción de pueblos arrasados y la fuerza y belleza de la naturaleza…menudo encontronazo!!! y sigo pasando hojas.

Y me asalta mi perlita con la satisfacción de tener la «L» conductor novel…es una crack…pero yo sigo descafeinada…paso otra hoja

Después frente a las noticias en TV, en el Volcán de Cumbre Vieja se produce una brutal explosión dando paso a un nuevo cráter, desalojo de tres poblaciones más y el susto sin añadidura alguna.

…y paso otra hoja más de este capítulo de mi día…y me quedo con la raza Canaria, en especial por la gente de La Palma, esa entereza, esa dignidad aún en la adversidad, en una palabra con el aplomo de estas personas. No me cabe duda alguna que los hogares se reconstruyen, se empieza una nueva vida, una nueva etapa y las familias saldrán fortalecidas de esta dura experiencia, pero me preocupan los mayores, las personas que ya han tenido y sufrido muchas etapas en sus vidas, a ellos mi sentir más profundo, pues creo que se les abre una brecha en su ser ya casi despedido de vida, que será muy difícil de cargar y sostener.

Y paso la última hoja de éste día, deseándole buenas noches a una amiga, gran mujer, y sobre todo persona de un enorme corazón que está ahora en La Isla Bonita, La Palma. Sé feliz y ama a destajo.

Etiquetado:
A %d blogueros les gusta esto: