Entre brazada y brazada de repente todo comenzó a flotar
en ese gran azul me abrazaste y nos volvimos a fusionar en sentimientos...
Entre brazada y brazada te presentí, allí estabas tú...
¿Cómo pudiste saber que necesitaba ese abrazo que templara mi sentir?
Y entre brazada y brazada tuve un gran encuentro...Soy inmensamente feliz

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: