Actualidad / Blog

Obras son amores y…

…y no buenas razones…por sus actos le conoceréis.

Hace ya unos cuantos años Bernardo Álvarez, emite unas declaraciones cuanto menos de una persona enferma, llegando a comparar la homosexualidad con la pederastia y a afirmar que hay menores que desean y provocan los busos sexuales. Además dijo que «sólo un 6% de los homosexuales se deben a cuestiones biológicas; no hay que confundir la homosexualidad como la necesidad existencial de una persona, con la que es practicada como vicio. La persona practica, como podría practicar el abuso a menores. Lo hace porque le atrae la novedad, una forma de sexualidad distinta». (Declaraciones en diciembre de 2017).

En enero de 2021 el pícaro se coló en la vacunación para el Covid, quiso ser uno de los primeros inmunizados, para ello se fue a La Residencia Sacerdotal San Juan de Ávila, residencia de mayores, como el resto de residentes y personal sanitario. El muy pícaro argumentó que vivía allí. Pero mintió, vive a unos cien metros en una casa a parte, ni desayuna, ni come ni cena con los internos. Días después el comunicado donde decían que Don Bernardo estaba incluido en las listas de La Residencia. Par finalizar la historia del pícaro se demuestra que todo es mentira ya que constaba en el padrón como residente en el centro de Sacerdotes, pero en la realidad vive en una casa independiente que sólo se comunica por un patio interior con la mencionada residencia.

Pero la polémica no acaba, le dejo el video de una entrevista de hace dos días de Bernardo Álvarez, opinen ustedes mism@s.

https://www.facebook.com/watch/?v=399792435169415

Desde mi opinión las personas somos todas iguales ante los ojos de Jesús, que la sexualidad es particular de cada persona se llame como se llame, es privativa y a nadie le incumbe criticarla. No se puede estar viendo paja cuando uno está lleno de ella. Hay que amar desde el mayor de los respetos y punto, amar a hombre o a mujer, pero amar, tan sencillo como eso no se complique ni complique mas a la gente de buena fé Obispo, corren tiempos donde la amabilidad escasea, la empatía la escucho mucho pero no se nota, vivir desde y para la libertad de cada persona es lo mas puro que un ser puede regalarse…y ser feliz.

Autor

laescrituradelavida@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: