Describir al amor de tu vida sería interminable, yo he conocido la esencia, la sencillez, la humildad, la generosidad, las ganas, la alegría, la fuerza, la constancia, el esfuerzo…el amor… Nos tocamos el alma y eso es un amor sin medidas, es un amor del que siempre me siento llena, y es que en la plenitud de nuestros días nos tocamos el alma y nos fundimos en una entrega absoluta donde al final me hiciste una última entrega…tú mirada esa mirada llena de la luz de tu alma…que me traspasó hasta lo más profundo de mi corazón y durará por siempre.

Bailo la vida llena de éste amor y el de nuestra hija, donde el alma tocada jamás será olvidada y con gratitud infinita doy gracias por el amor vivido en una nueva partitura de vida. Sé feliz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: