Son muchos días ya de confinamiento…hemos pasado del positivismo de los primeras semanas cuando nos decíamos a nosotras mismas que «sería toda una experiencia, compartir, hacer cosas con todo el tiempo del mundo, sin prisas, comidas mas laboriosas, películas sin excusas, ver museos por web, operas y un largo etc…una oportunidad única y teníamos que aprovecharla, estar más con los de casa, escuchar y que te escuchen y todo sin prisas…el mundo está parándose.

Pasan los días y el baile del confinamiento cambia nuestra realidad, pasamos por situaciones donde vemos como cada día hay muertes, si bien es verdad que unos 8500 niños mueren a diario de desnutrición, muertes de algún vecino, algún conocido o alguien de tu familia, cada día somos más reales de la situación que estamos pasando, la convivencia se hace mas dura, no dormimos bien y el baile empieza parar…los primeras semanas, todos podíamos….creo que hacíamos tanto teatro que llegamos a enmascarar la realidad. No todas las personas reaccionamos de la misma manera y el entusiasmo y la fuerza mostrada en las primeras semanas da paso a la reflexión en la cuarta semana donde empezamos a ver la realidad del Covid 19… el verdadero drama social, nuestros mayores mueren sólos…donde sentimos desfallecer hasta los aplausos de los balcones, donde te cruzas con algún vecino con mala cara…algo pasa…

Personalmente, mi fuerza es mi hija, pero la forma de enfocarme en la vida lo es todo, saber vivir tu vida a tope, en profundidad…pero también saber ver que en un instante ese segundo de vida se puede esfumar…la vida está llena de felicidad e infelicidad…la bailo como va viniendo…me doy tiempo para la tristeza, para el conocimiento pero sobre todo para conocerme a mí misma, profundizar en tu interior es reforzarte, porque sanas y creces…éste momento es una caída libre hacia el mar más profundo de mí misma.

Tenemos que ser positivos, esto pasará, tenemos que avanzar con nosotros mismos, tenemos que SENTIR VIVIR…sin más y seguir bailando la vida…hasta el próximo baile.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: