…paseo de recuerdos, tarde otoñal, fresquita, las castañas ya huelen, y aquí estoy en nuestro banco…te imagino con tu cartuchito de castañas, como te gustaban…como se nos quedaban los dedos negros de pelarlas…eras como una niña chica…Tu esencia está siempre en el baile de mi vida.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: