Hoy te muestro uno de mis rincones favoritos, donde asoma mi pequeño jardín, lleno de luz y belleza, en donde tanto las aromáticas comestibles tomillo, perejil, hierbabuena, albahaca y romero, se mezclan con el aroma del jacinto, dalia y gardenia y con orquídeas, margaritas, crisantemo.

Este rincón donde me siento en mi zafu y escucho mi corazón, donde el desayuno es un instante perfecto para recargar vida, donde me tumbo y disfruto de la lectura de un libro y un buen té, ese jardín en flor que tantos recuerdos encierra. Como siempre te digo sé feliz.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: