Blog / Personal

Del monte al mar

Hoy te comparto uno de esos paseos que comienzo en el campo, ésta vez en el Parque Rural de Anaga, Cruz del Carmen, Hija Cambada, un sendero de menos de una hora, donde el silencio habla por si mismo, me detengo, observo y aparecen sensaciones únicas. Hija Cambada es una selva que te envuelve y desarrolla los sentidos. Sólo quería inhalar.

Y seguimos de paseo y caminamos dirección El Batán, durante unas horitas, el alma del monte se sentía, los olores, el silencio, una conexión total y recarga de energía.

Dejando el monte nos fuimos a Bajamar, el gran azul, estaba revoltoso, como decimos en las islas «picado», el baile de las olas, el olor único del mar, el juego de colores…simplemente espectacular….la magia del mar es única. Sólo quería inhalar!!!

Autor

laescrituradelavida@gmail.com

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: